El documental de la tierna y autodestructiva Amy

Este verano se estrenará ‘Amy’, de Asif Kapadia, el primer documental sobre Amy Winehouse que tiene el beneplácito de la familia de la cantante

La luz contrasta con la figura de Amy Winehouse

Jenny Eliscu, una periodista de la Rolling Stone americana, estaba sentada en un bar de Miami esperando a Amy Winehouse. La cantante llegó y cuando se sentó frente a la periodista le señaló la mejilla, “tienes una pestaña, pide un deseo. Podría quitártela yo, pero quedaría raro que acercara una mano y tocara tu cara”. La dulce y graciosa chica de Camden. Todos los seres humanos que la conocieron hablaban de una ternura y una personalidad grácil y bella. Sin embargo, la mayoría solo conocimos la otra cara, la de la joven que en ese mismo bar de Miami se levantaba una y otra vez para ir al baño dando rienda suelta a una terrible intoxicación que se hacía evidente en el polvo blanco que asomaba de su nariz y que la periodista Jenny Eliscu no pudo ignorar.

Esta cantante no necesitaba a nadie para distinguir entre los sonidos baratos y comerciales y los grandes arreglos basados en una tradición que los americanos estaban perdiendo, la de las grandes voces del jazz o el soul. Junto a tipos tan listos como Mark Ronson, Amy Winehouse recuperó un género y se lo devolvió a las masas con dos discos que ya son clásicos, ‘Frank’ (Island, 2003) un álbum que se acerca mucho más al jazz que su gran obra maestra, ‘Back to Black’ (Island, 2006), posiblemente el mejor álbum de soul y rthythm and blus de la década. Y lo hizo antes de morir ahogada en alcohol a los 27 años.

Amy Winehouse está por encima de todo el alcohol que bebió y toda la droga que se metió, pero lo hizo tan a menudo y estuvo siempre tan expuesta -ahí queda para la historia su desastrosa actuación en Belgrado- que es imposible separar ambas cosas en su vida. Por eso todo lo que se ha hecho sobre ella hasta ahora ha sido terriblemente sensacionalista, como esa estúpida película titulada ‘Fallen Star’ de Jason Boritz. Sin embargo, hace tiempo Asif Kapadia, el director que hay detrás del magnífico documental ‘Senna’, sobre el piloto de fórmula 1, se sentó con la familia de Amy para ofrecer un proyecto que, esta vez sí, la familia de Amy aprobó. El documental saldrá este verano y se titulará ‘Amy’.

Portada del documental Amy

Kapadia, que ya demostró un gran alarde narrativo en su anterior filme, contará la historia de Amy sin esconder ninguna de sus caras, ni la de gran artista, ni la de persona adorable y divertida, ni la de esa adicta rodeada de paparazzis a los que mandaba a hacer recados, ni tampoco la de esa jovencita aterrada que se emborrachaba cada vez que tenía que cantar en directo.  ‘Amy’ retrata las relaciones que tuvo la cantante, su apasionada y nociva historia de amor con Fielder-Civil, sus batallas con la prensa, el enorme legado musical y todo con una inmensa cantidad de archivos inéditos y canciones, también inéditas, de la artista británica.

Será inevitable que este documental se convierta en un éxito. El mismo éxito que todos los que amamos la música celebramos cuando Amy Winehouse vivía. Lo celebramos igual de rápido de lo que juzgamos las faltas de una joven que padecía de soledad.  ‘Amy’ reavivará el genio de una de las últimas grandes voces que convirtió sus propios demonios en una marca personal que perdurará para siempre, como su ‘Back to Black’.