Mujeres, el arte de resistir a la Marathon

Mujeres sentados junto a una mesa retro

En el rock ya no hay mansiones que no pertenezcan a dinosaurios ni carreras con las que disfrutar de la vida. El rock, como en sus orígenes, ahora exige vivirlo noche y día sin excepción y además pide resistencia. No basta hacer un buen álbum, tener actitud, un directo perfectamente medido o un nombre cojonudo. Y aunque Mujeres cumplen todos y cada uno de los requisitos, si hay uno con el que destaquen, ese es la resistencia.

“Desde 2008-2009 no hemos tenido ni tres meses seguidos de descanso, sin tocar”, comenta la banda que acaba de publicar ‘Marathon’ (Canada, 2015), un álbum que llega tres años después de ‘Soft Gems’ (Sones, 2012) tras un periplo en el que han cambiado de batería y sello en su particular maratón. “La idea que rodea el disco está relacionada con todo este proceso de cambios y del aguante de la banda. Ha sido una carrera de fondo donde tanto el cuerpo como la mente tienen que resistir”. Y es que siempre se ha dicho que el segundo álbum es el complicado, el de cumplir las expectativas pero la realidad es que el tercer trabajo es  el más difícil; determina si vale la pena seguir en esto o no. “Llevamos desde 2008 con esta movida y hemos pasado por mil historias complicadas. Quizá desde fuera todo parece divertido: fiesta, borrachera y todo eso. Es realmente complicado tener una vida, un curro, familia o lo que sea y pasarte casi cada fin de semana tocando fuera”.

Mujeres se gestó en 2008 con el objetivo de expresar toda la pasión que sentían por la Música en general y el rock en particular. “La historia del rock es un viaje constante de idas y venidas. Todo está reciclado del blues y de mil influencias más. Nosotros tenemos clarísimo que esto es lo que estamos haciendo”. En un instante se convirtieron en la banda de la que toda la Barcelona pegada a las nuevas tendencias hablaba y con ello llegó la temible etiqueta de hype. “Nos ayudó a despegar y a ser conocidos, cosas que a una banda le vienen de pelotas. Lo complicado es mantener el ritmo de la calidad musical y que el grupo siga vivo. El problema de los hypes es que generan mucho odio y eso lo notamos desde un principio. Es una actitud muy española y que no hemos vivido tanto cuando hemos ido a tocar fuera”. El hype explota el momento y su herencia no suele pasar de un par de años. Y ya llevan siete. “Creemos que ha quedado más que demostrado que no somos una banda pasajera, eso ha generado muchas cosas a nuestro alrededor. Cosas positivas, claro”, sentencian.

Mujeres presentan ‘Marathon’ en Madrid junto a Baywaves y Milk It

Con ‘Marathon’, Mujeres han conseguido darle la vuelta de nuevo a una propuesta que parecía que con ‘Soft Gems’ había logrado su cota máxima de expresión. Han limado su sonido para convertirlo en atemporal pero a la vez sus canciones parecen pasear por los inicios del rock. “Es mucho más limpio porque por primera vez hemos grabado por pistas, no en directo. Nos ha permitido manejar mejor los niveles y la ecualización para lograr pulir los temas. Mucha gente está percibiendo el lado más pop y melódico del disco, que además tiene momentos muy primitivos, rítmicos y hasta protopunk”.

Una banda demuestra todo lo que es sobre el escenario y esa es la fauna natural de Mujeres. El cuarteto barcelonés son una estructura en la que cada directo parece especial, una pieza única en la que el público empuja hasta la extenuación y roza el caos mientras la banda se asemeja al mejor Ronaldinho del Barça: despachan partidos perfectos uno tras otro. “Hemos tocado delante de 4.000 personas, de 400 y de 40. Algunas veces ha habido muy poca gente y la cosa ha terminado desmadrándose mucho más. Es nuestra responsabilidad que el público se active, nunca debe ser al revés”. ¿Cómo mentalizarse para tener la misma energía una y otra vez, seguir pareciendo frescos tras más de cinco años de directos? “El tipo de música que hacemos está vinculada al baile y la fiesta, no es demasiado complicado. Además los años han hecho que nuestro directo se endurezca y sea cada vez más salvaje, crudo y resistente”. ¿Algo que mejorar? “Siempre. Intentar que no caiga bebida encima de los pedales sería algo realmente necesario”.