“THE DARK SIDE OF THE MOON” Pink Floyd (1.973)

pink_floyd_15

Corría el año 1.973 cuando el grupo británico, de rock progresivo, Pink Floyd, ya entonces en formación de cuarteto, tras la marcha del letrista Sid Barrett, integrado por Roger Waters al bajo, David Gilmour a la guitarra, Richard Wright a los teclados y Nick Mason como batería, extrajo este disco conceptual, hipnótico, psicodélico, progresivo, su octavo álbum de estudio, que fue surgiendo a través de experimentos, giras anteriores (algunos de sus temas sonaron en directo antes de que se grabase en los estudios Abbey Road en 1.973), y que se convertiría en el más conocido, valorado y admirado disco del grupo. Aclamado por público y crítica, sigue siendo el disco más vendido de la historia del rock, con unas 50 millones de copias vendidas, sólo superado por “Thriller”, de Michael Jackson, habiendo habido revisiones,remasterizaciones, nuevos formatos, discos homenajes, a lo largo de los años posteriores (1.991. 2.003), ediciones de estudio y directos con los temas del disco.

 

Concebido como una futura gira y con elementos en directo del pasado, el uso de sintetizadores, Alan Parsons como ingeniero en algunas piezas, utilización de multipistas, carencia de largas pistas instrumentales, más tras la marcha de Sid Barrett, y queriendo explorar temas como el conflicto, el envejecimiento, las citas filosóficas, la codicia, la enfermedad mental, los temas iban sonando en directo, para luego irse refinando en los estudios de Abbey Road, hasta que vio la luz en 1.973 este ábum conceptual, grabado en dos sesiones de 1.972 y 1.973, estrenado el 1 de Marzo en EE.UU. y el 24 del mismo mes en Reino Unido.

Para el grupo, que venía de grabar en 1.972 “Obscured by Clouds” y, posteriormente, grabaría “Wish you Where Here” (1.975) supuso un punto de inflexión, remarcando sus virtudes y explorando nuevos terrenos en directo y en estudio que les darían su sonido característico y se ganarían la fama de ser uno de los mejores e influyentes grupos de toda la historia, y sólo su posterior álbum “The Wall” (1.979) llegaría a rivalizar en ventas y fama con el disco del cuál hablamos hoy. Gente como Queen o David Bowie, Radiohead o Faith No More se han visto influenciadas por su rock transgresivo, progresivo o psicodélico.

Fue considerado por la revista Rolling Stone, en 2.003, como el disco 43, dentro de su lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, y desde luego, para nosotros es uno de los discos más influyentes de la historia.

Además, merece especial atención la portada, el prisma-pirámide atravesado por el arco iris, icono de la música contemporánea ya, con formato especial en el interior del vinilo, dónde ellos también quisieron mostrar cambios y conceptos nuevos del grupo, y dejando como legado un disco lleno de canciones brillantes, y buenas y pegadizas melodías. Los sencillos extraídos fueron “Us and Them” y, como no, la canción que Capitol convirtió en un hit, “ Money”, una canción espectacular escrita en compás de 7/4, una innovación total que lo convierte en ese tema tan especial que comienza con el sonido de una caja registradora y nos evoca a sus mejores directos y posteriores temas famosos de estudio.

Para quién no haya escuchado nunca este tipo de música, o a los mismos Pink Floyd, recomendamos que comiencen por esta joya del Rock.

L.O.P.